Sistema educativo: construir el futuro en común

Cuando hablamos de sistema educativo, nos referimos a tres sistemas próximos: el del País Vasco Continental, el de la Comunidad Autónoma Vasca y el de la Comunidad Foral de Navarra. Cada uno de ellos tiene su propia legislación, sus fortalezas y debilidades, sus problemas y sus retos, sus necesidades y evolución. Sin embargo, se puede hacer frente a dichas cuestiones impulsando el conocimiento mutuo y los proyectos compartidos.

Thematic area
Socio-cultural reality
Category
Research
Status
In progress
Period
2019-01-01-2021-12-31

 

descripción

Eusko Ikaskuntza, junto con la ciudadanía y la sociedad civil organizada de la Mancomunidad de Iparralde, la Comunidad Autónoma Vasca y la Comunidad Foral de Navarra pone en marcha procesos sociales participativos para identificar los retos más importantes que se plantean en el siglo XXI, con el objetivo de contribuir a su construcción en el futuro.

En las últimas décadas hemos vivido, a pesar de inseguridades y amenazas, una época rica en realizaciones y oportunidades. En cuanto al futuro, es necesario entenderlo en un contexto global desde una reflexión propia y abierta. De esa forma, será posible ofrecer a estas Comunidades las herramientas que necesitan para adaptarse a dichos retos en diversos ámbitos: modelos políticos, socioeconómicos y culturales.

El camino para situarse en ese mundo globalizado, desde nuestro punto de vista, pasa por el fortalecimiento y el afianzamiento de la cohesión y la convivencia entre estos territorios y entre su propia ciudadanía. Partiendo de conocimientos derivados de las diversas realidades y perspectivas existentes, es preciso identificar herramientas que faciliten sinergias sociales, culturales y democráticas, así como nuevos modelos inclusivos de análisis y gestión basados en la gobernanza democrática.

El hecho educativo, como cualquier otro de su relevancia, constituye una realidad densa y diversa que requiere ser analizado para situarnos propositivamente en un mundo complejo. En esa tarea, tanto la educación como el sistema educativo son herramientas fundamentales para la potencial mejora de cualquier sociedad. La educación desempeña un papel esencial en el fomento de la cultura, la conciencia crítica y la solidaridad. El sistema educativo, entendido en su sentido más amplio, tiene una gran capacidad para formar a los ciudadanos y las ciudadanas. Dicho de otro modo, el sistema educativo juega un papel crucial en la construcción de comunidades y de su ciudadanía, incide en las prácticas de vida y puede impulsar la equidad ante las desigualdades generadas por los sistemas económicos y políticos.

Con humildad pero también con ilusión, ponemos en marcha este proyecto (Sistema educativo: construir el futuro en común). El objetivo consiste en hacer posible una reflexión estratégica imprescindible para hacer frente a esta época de cambios sociales y educativos.

En nuestro caso, cuando hablamos de sistema educativo, nos referimos a tres sistemas educativos próximos: el del País Vasco Continental, el de la Comunidad Autónoma Vasca y el de la Comunidad Foral de Navarra. Cada uno de ellos tiene su propia legislación, sus fortalezas y debilidades, sus problemas y sus retos, sus necesidades y evolución. Es decir, cada Comunidad debe hacer frente a un trabajo decisivo con el fin de gestionar su realidad específica y articular soluciones adecuadas. Para quienes trabajan en cada realidad puede resultar difícil alzar la vista e interesarse por otras cercanas con las que puede aprender y emprender proyectos de mejora. Sin embargo, un futuro basado en la cohesión y la convivencia nos exige ese esfuerzo para poder encontrar herramientas adecuadas con las que gestionar conocimientos y proyectos compartidos.

Creemos que es necesario hacer ese esfuerzo. Además, no debemos olvidar que, desde la diversidad que nos caracteriza, no partimos de cero. Nuestras sociedades comparten un modo particular de estar en el mundo o de mirar al mundo y un sentido de afinidad, que son patentes en su lengua y en su cultura; pero, junto a todo ello, contamos también con formas de colaboración desarrolladas a lo largo de la historia, siendo ejemplos que pueden servir como punto de partida.

Queremos fomentar en al ámbito educativo valores necesarios para situarnos en Europa y en el contexto mundial desde la colaboración. Esos valores que nos guían son, entre otros: la democracia participativa, la libertad, la equidad y la diversidad; la solidaridad internacional; y el fomento de la cultura, la lengua propia y el multilingüismo.

Es necesario dejar claro que, en este análisis de la realidad educativa, se desea proyectar la mirada hacia el futuro, por tanto, no se pretende dar respuesta concreta a cada uno de los innumerables retos específicos del presente. El objetivo de reflexión es ofrecer un hipotético referente que debiera situarse por encima de todas las diferencias y las características propias de dichas realidades. Este proyecto pretende fijar la base de una estrategia compartida que sirva para situarnos en un mundo complejo y cambiante, más allá de las diversas estructuras políticas y administrativas y teniendo en cuenta las características y las capacidades de cada una de ellas.

No se trata de un proyecto fácil. Hará falta dedicación y esfuerzo para poder construirlo, ser capaces de generar la máxima colaboración y de trabajar inclusivamente los diversos puntos de vista. Se trata de un reto cuyo cimiento es el trabajo basado en la confianza entre cuantas personas e instituciones participen.

Hemos afirmado que la educación es un tema estratégico en nuestra sociedad y es, sin duda, una idea aceptada de manera muy transversal. Otorgamos gran importancia a la búsqueda de un nuevo espacio en el que construir un marco nuevo compartido a largo plazo. Por esa razón, abrimos este proyecto de encuentro, fieles al lema de Eusko Ikaskuntza “asmoz ta jakitez”.

Pretendemos que este espacio de acuerdo, formado por personas con puntos de vista y visiones diferentes, sea un escenario duradero y estable creado desde el respeto y la colaboración. Este espacio aunará a personas expertas y experimentadas, a agentes, instituciones y a la ciudadanía partiendo de la colaboración entre diferentes y considerando la gobernanza colaborativa como la herramienta más adecuada.

objetivos

El objetivo del proyecto Sistema educativo; contruir el futuro en común es poner en marcha un espacio para encauzar un debate de país a largo plazo relacionado con el sistema educativo vasco. Con el objetivo principal de identificar y consensuar los acuerdos básicos que corresponden al sistema educativo vasco, busca conformar un espacio de diálogo estable que ayude a tejer las alianzas, complicidades y compromisos que necesitará este itinerario.
 

Objetivos estratégicos:

  • Consensuar y construir junto con los agentes y grupos de interés un marco compartido para el desarrollo del proyecto: recoger los elementos cualitativos para la definición del proyecto.
  • Sentar las bases y obtener la garantía para sostener un recorrido consensuado a medio-largo plazo.
  • Identificar y activar a los agentes que van a participar y apoyar el proceso.
  • Identificar de manera colaborativa las principales problemáticas relacionadas con el Sistema Educativo Vasco.
  • Puesta en marcha de la creación de un punto de encuentro de personas estratégicas (primer foro de 100)
  • Obtener apoyo para el sostenimiento del proceso.

Para la consecución de estos objetivos estratégicos será fundamental el cumplimiento de los siguientes objetivos procedimentales:

  • Agrupar a personas clave y diversas de diferentes ámbitos de toda Euskal Herria para reflexionar sobre el sistema educativo vasco, construir un contexto de confianza entre ellas e identificar minorías de consenso.
  • Agrupar a la juventud de diferentes ámbitos de toda Euskal Herria para reflexionar sobre el sistema educativo que posibilite su proyecto de vida y posibilitarles ser palanca de opinión.
  • Aglutinar cuantitativa y cualitativamente un punto de encuentro significativo para garantizar una definición legítima y compartida del proyecto.

metodología

Queremos colaborar en la construcción de una amplia visión estratégica. Para ello, Eusko Ikaskuntza se ofrece a desempeñar una función de intermediación, esto es, a mediar entre agentes que se encuentran distanciados entre sí o que se dan la espalda unos a otros y a conectar el “lenguaje” y el “discurso” de los distintos sectores y colectivos en una finalidad común y una lógica compartida.

Para ello es necesario aplicar desde el principio una metodología basada en la cooperación, para definir las reflexiones y los retos que puedan ser consensuados entre todas las visiones ideológicas, sin negar a ninguna su legitimidad,  Para poder articular con éxito la confianza y las alianzas, pondremos en marcha desde el principio un mecanismo de gestión basado en el consenso y en la pluralidad de visiones.  

Por eso, el mismo proyecto ha de ser definido de modo colaborativo, en cooperación. Y si queremos incentivar una práctica transformadora y una colaboración estratégica, tendremos que trabajar desde el paradigma que nos ofrece el método colectivo de la Investigación Acción Participativa (IAP), convirtiendo el itinerario mismo del proyecto en fuente de conocimiento y nueva praxis.  

acciones y foros


Foro

Diseñando conjuntamente el futuro del sistema educativo


Urteko Galdera 2020

La Euskal Herria del siglo XXI, ¿qué sistema educativo necesita?


Solasaldiak
 

 
     
   

 

GESTORA DE PROYECTO: 

Beatriz AKIZU AIZPIRI