GizarteLab

Según indica la tendencia demográfica, en un futuro cercano la población de más de 60 años será la mitad de los habitantes de Gipuzkoa. Además, vivirán más años y con mejor calidad de vida, pero, por otra parte, la tasa de dependencia y las enfermedades crónicas aumentarán.

Por tanto, tendremos un nuevo escenario que nos obligará a replantear nuestro modo de vida y a hacer cambios sistémicos.

Entre los proyectos, iniciativas y campañas puestas en marcha por la Diputación Foral de Gipuzkoa se encuentran Bizilagun sarea, Etxean Bizi, Adinberri, FuturNi y el P.O.A. de Pasaia. Asimismo, ayuntamientos y otros agentes sociales también están desarrollando diferentes iniciativas en el mismo sentido: Lagunkoia, +55, Nagusilan, EuskalTrust…

Las bases del programa son la reflexión, la acción, la experimentación y la colaboración. Está situado en el ámbito de un modelo de gobernanza abierta y colaborativa, que introduce a la ciudadanía en el debate público y que busca que esa participación sea eficaz, eficiente y diversa.

Área temática
Imaginar el futuro
Categoría
Investigación
Estado
En curso
Período
2019-01-01-2019-12-31

INTRODUCCIÓN

Desde Eusko Ikaskuntza buscamos complementar esos programas, mostrando una perspectiva de reforma social; queremos formar a la población en competencias sociales, ya que serán necesarias en el futuro. Son competencias que dependen del aprendizaje cognitivo y conductual, y que facilitarán que las personas sean parte activa del tejido social y que participen en iniciativas transformadoras.

En las próximas décadas vamos a tener que hacer frente a enormes cambios en Gipuzkoa.

Es fundamental el diseño social, para dirigir la investigación que se aplica en todas las ciencias tecnológicas y humanísticas en la dirección que queremos como sociedad integral.

  • Tenemos que crear comunidad en una sociedad cada vez más individualista, y creer en ella.
  • Debemos tener una mentalidad abierta ante la diversidad cultural al tiempo que mantenemos nuestra identidad.
  • Tenemos que repensar nuestra vida y usar, para ello, nuevas formas de estudiar y de trabajar; no hay alternativa.

Vamos a tener que afrontar esos temas, entre otros, para empezar a transformar nuestra actitud y nuestra mentalidad.

Propuesta

Tomar como muestra al colectivo estrechamente relacionado con la vejez y formarlo en competencias de política de país, para que participe en la transformación, corrección y mejora de los servicios de un modo constructivo.

Entre los temas que trataremos, cohesión social y creación de comunidad para hacer frente al aislamiento, formación continua, opciones de la diversidad de identidades, compromiso entre generaciones…

Los temas que proponemos tratar son los siguientes:

  • Comunidad, cuidados y responsabilidad social
  • Diversidad de identidades frente al identitarismo
  • Sociedad sostenible
  • Cohesión social frente al individualismo
  • El trabajo en el futuro y la formación continua

Piloto

¿Dónde y para quién?

Organizaríamos pilotos en dos pueblos de Gipuzkoa. Los criterios para elegir esos pueblos serían los siguientes: un pueblo de costa y otro de interior, ambos de tamaño pequeño-mediano. Eusko Ikaskuntza propone Orio (5.800 habitantes) y Legazpia (8.400 habitantes). En cada uno de ellos crearíamos grupos de trabajo de 15-20 personas, a modo de muestra. Querríamos que los grupos fueran equilibrados y diversos: mujeres y hombres; vascoparlantes, castellanoparlantes y extranjeros; y de formación y profesiones variadas.

El público objetivo serían personas que actualmente tienen 45-55 años. Personas que todavía tengan margen para modificar actitudes y modos de pensar.

En Orio el 16 % de la población está en ese tramo de edad (960 personas); en cambio, en Legazpia el porcentaje de población en esa franja de edad es del 14,7 %, 1.245 personas.

En ambos casos son cantidades suficientes para que la muestra sea significativa.

 

Elección de participantes

En primer lugar se hará una convocatoria pública (con la ayuda de cada ayuntamiento) para formar los grupos. Posteriormente, se harán entrevistas personales para elegir a los miembros de los grupos, de forma que la muestra sea lo más adecuada posible. En esas entrevistas se explicará con claridad el objetivo y la importancia del proyecto, así como las implicaciones de la participación.

Programa

El proyecto constará de seis sesiones, con una duración de 2 horas y media a 3 horas. Cada sesión será diferente en cuanto al tema, formador y metodología utilizada, y su resultado será individual.

  1. Sesión de presentación. Marco general del proyecto
    En breve van a llegar tiempos de grandes cambios. Y en la medida en que los cambios pueden ocurrir en todos los ámbitos de la vida, tenemos que prepararnos para ellos, dejando de lado los prejuicios, rompiendo con mentalidades inamovibles, actuando con flexibilidad… en definitiva, transformando nuestra actitud y los modos tradicionales de pensar.
  2. Responsabilidad compartida
    Conseguir de una vez por todas igualdad, conciliación y corresponsabilidad en la cotidianidad de empresas, familias e instituciones es el modo de garantizar el futuro de cualquier sociedad avanzada. Y, en cuanto a la corresponsabilidad, estamos hablando del cuidado de hijos e hijas, de los padres, de las labores domésticas y de cosas que suceden en otros ámbitos. Esta primera sesión es de una importancia capital para comprobar el compromiso de los participantes pero, sobre todo, para que comprendan adecuadamente el fundamento del proyecto.
  3. Valores sociales e identidades heterogéneas
    Quien haga suyos esos valores debe ser capaz de ponerse en el lugar del otro, aceptar las diferencias, ser tolerante, y respetar los valores, creencias, culturas e historias personales y colectivas de los demás.
  4. Gestión de las emociones y la incertidumbre
    Desarrollar habilidades para interactuar con eficacia, mostrar empatía y autocontrol, superar la desgracia, desarrollar la capacidad de gestionar el estrés y la frustración, y aceptar las normas de convivencia y de las autoridades. En opinión de los expertos, la preparación para el duelo también debería incluirse en este apartado, porque es algo que se echa realmente de menos.
  5. Red, cultura y política: aportaciones hechas desde y para la sociedad
    Los valores mencionados permiten vivir en sociedad, comprender la realidad social del mundo en que se vive y participar en una ciudadanía democrática. Incluyen las conductas individuales, dirigidas a fomentar la autonomía y el cuidado y respeto a los otros; preparan para convivir en una sociedad más plural, para relacionarse, colaborar, adquirir compromisos y hacer frente a los conflictos.
  6. Adaptación y emprendimiento frente a los cambios
    En la vida, a menudo, los cambios llegan sin avisar; conviene, por tanto, trabajar la capacidad de elegir, calcular los riesgos, hacer frente a los problemas, aplazar el deseo de satisfacción inmediata, aprender de los errores y arriesgarse.


Gipuzkoako Foru Aldundia - Etorkizuna Eraikiz