Urteko galdera

 Maite Fouassier / Investigadora de Ikuspegi, socióloga y trabajadora social

03/07/2019

Maite Fouassier / Investigadora de Ikuspegi, socióloga y trabajadora social

Para lograr una mayor integración y cohesión social debemos atender a todos aquellos factores que inciden en la lucha contra la exclusión, que van más allá de los económicos, como son el acceso a una vivienda digna, los elementos que minimicen al máximo la inestabilidad laboral y fomenten la empleabilidad, el acceso a los servicios sociosanitarios y las redes de cercanía, entre otros.

Para ello, consideramos que debemos de reflexionar sobre cuatro espacios o ámbitos de actuación que intervienen en un mayor o menor grado de integración, a saber:

  • Estructural.  Para caminar hacia una mayor integración social es necesario tener presente cómo intervienen los factores estructurales, es decir, aquellos elementos que pueden generar un espacio de exclusión social y que orienten hacia una falta de condiciones vitales dignas para ello.
  • Institucional. Las políticas sociales adoptadas por las administraciones son esenciales para una mayor cohesión e integración social. Es necesario diseñar y poner en marcha políticas sociales públicas que den respuesta a las personas que están en situación de exclusión.
  • Relacional. La familia y las redes sociales y comunitarias son un pilar necesario para hacer frente a situaciones de vulnerabilidad.  Un desarrollo personal y emocional óptimo de las personas se levanta sobre una fuerte red familiar. Atender, por tanto, a esta dimensión ayuda indudablemente a bloquear situaciones de exclusión social. Por otra parte, unas redes de proximidad fuertes alejan de los individuos un posible aislamiento relacional que afecte a sus situaciones personales.
  • Individual. Las causas mediante las cuales ciertos colectivos se encuentran inmersos en procesos de exclusión vienen igualmente determinadas por razones individuales. Tener en cuenta tales argumentos permite un abordaje más completo en beneficio no solo de la propia persona sino de la sociedad en su conjunto.

Todas estas dimensiones están fuertemente relacionadas entre sí, de tal forma que para lograr una mayor integración y cohesión social deben de actuar de manera conjunta, atendiendo especialmente a ciertos colectivos más expuestos a caer en procesos de exclusión, como son las mujeres, las personas jóvenes y mayores, y personas de origen extranjero.

 


Eusko Jaurlaritza

Compartir:
Facebook Twitter Google Whatsapp